Huevos negros rellenos de atún, surimi y gambas

Esta es una de esas recetas que tienes en tu lista de “pendientes”, como en espera de un momento especial para sorprender a los tuyos dándoles de qué hablar de una tapa que de entrada bien parece un postre…

INGREDIENTES

  • Huevos
  • Aceite balsámico
  • Viangre blanco
  • Atún
  • Gambas
  • Surimi
  • Mayonesa

Cocemos en agua hirviendo con sal y un chorrito de vinagre blanco los huevos unos 12 minutos.

A continuación, retiramos a un vol con agua fría los huevos y reservamos. Cuando están tibios, los pelamos con cuidado. En un recipiente volcaremos el vinagre balsámico, tanto como sea necesario para cubrirlos. De vez en cuando, habrá que removerlos para que incorporen el vinagre de manera homogénea. Puedes poner algo de peso encima para facilitar que no floten y absorvan rápidamente el vinagre y cojan color. Tendremos en la nevera los huevos de 12 a 24 horas. De vez en cuando, los moveremos para que incorporen por igual el color.

Por otro lado, salteareamos con aceite las gambitas peladas. Las picaremos una vez templadas junto con atún, surimi y mayonesa. Meteremos la mezcla en una manga pastelera. Reservar.


Cuando ha trasncurrido el suficiente tiempo para los huevos cortaremos la base para que se asienten en el plato y por encima también para que el relleno no se caiga. Cubriremos con la manga la superficie de los huevos y los emplataremos, decorándolos al gusto.

Anuncios