Rarajipari

Hace poco leí el famoso libro “Nacidos pasta correr”, disfrute mucho imaginado a la tarahumaras corriendo por las barracas,  a caballo blanco haciéndose uno de ellos, pensando si yo tuviera que correr esa gran carrera como lo afrontaria etc… la verdad es que todo el libro me gustó mucho, no profundice en la polémica de las zapatillas y la guerra a Nike, sobretodo me empape de los valores y filosofía de la vida para aprender de ellos y ser en mi sitio un poco más tarahumara cada día.

Hubo una cosa que me llamó mucho la atención,  y es su juego de pelota, el rarajipari, y al leer sobre el se me venía a la cabeza que para mi esa diversión o entrenamiento es como la vida. Yo me imagino cada día en la linea de salida con la pelota entre mis pies esperando al pistoletazo de salida con el nervio de querer llegar el primero, con la incertidumbre de los barrancos y piedras puntiagudas y la seguridad de la fortaleza de mi equipo. Cuando dan la salida hay algo muy importante,  no perder la pelota,  ser el más veloz y que el terreno no sea tu enemigo. Y eso que para la tarahumaras es algo natural para nosotros es algo que se ejercita con talento y entrenamiento,  aprendiendo de las derrotas y levantándose siempre. Otra de las características de este juego y que hemos de lograr en nuestra vida, es la falta de rivalidad entre los equipos, juegan para disfrutar y disfrutan jugando.

Y es que asi me encantaria que fuera mi vida, algo aparentemente difícil y que desde fuera se ve como arriesgado, en el que yo disfruto viviendo, eso si sin perder el equilibrio de la pelota, contando con la fortaleza de mi equipo y sobretodo creciendo y sumando siempre.