Pan Rgaef (argaif)

​Esta es una receta que me recuerda a mi infancia y no quería dejar de compartirla, ya que la comida muchas veces son recuerdos. Es muy fácil pero lleva algo de trabajo. Os aconsejo que la hagáis con calma y lo disfrutéis. Lo mejor es comérselas en el momento, y las podéis combinar tanto con salado como con dulce, pero mi consejo: mantequilla y mermelada…mmmmmh!!!

Ingredientes:

500 gr de harina 

200 gr de sémola fina 

350 ml de agua tibia

1 cucharita de sal.

1 cuchara de mantequilla

200 ml de aceite de girasol.

Preparación

Mezclar la harina con la mitad de la sémola fina, la sal, y añadir el agua poquito a poco hasta obtener una masa elástica. Es muy importante este paso y lo puedes  hacer en una batidora si tienes en casa con el accesorio para panes, el que es como un gancho. Trabajarla bien durante 5 o 10 minutos. Dejar reposar 5 minutos.

Fundir la mantequilla y mezclarla con el aceite.

Untar las manos con la mezcla de aceite-mantequilla y formar bolitas con la masa, del tamaño de un huevo.

En una superficie mojada con aceite vamos estirando las bolitas poco a poco con las manos hasta conseguir una forma redonda  de unos 35 cm de lado más o menos. Lo importante es que tiene que quedar muy fino. Después se va doblando como si plegáramos un pañuelo a tercios mojando con aceite cada vez que doblamos. Nos quedarán unos cuadraditos de unos 10 cm de lado.

Ponemos una sartén al fuego y, para cada uno de los cuadraditos, lo volvemos a estirar con las manos para que quede del tamaño del doble de como estaba (unos 20 cm de lado). Los ponemos al fuego a media intensidad unos minutos por cada lado hasta que queden doraditos y ya los podemos servir.

Que lo disfrutéis!!