#manoplamaratoniana Rock&Roll Madrid

¿Que es Home&Run y porque os etiqueta?

Imagino que es lo que estáis pensado.

Home&Run es un grupo de cuatro personas que disfrutamos cada día con lo que hacemos, y lo compartimos para haceros participes de lo que nos gusta: ya sea Home o Run.

Entre esas cuatro este fin de semana Cristina y Raquel hemos podido disfrutar de Rock&Roll Madrid en su 40 aniversario y ser por segunda vez MARATONIANAS.

No ha sido fácil llegar hasta aquí, han sido y están siendo unos meses durillos, de mucho cambio y mucho desgaste; muy pocas cosas ayudaban a la preparación de la Maratón y aunque #nuncadudar es imprescindible, al ser la segunda maratón ya le tienes un RESPETO, poco todavía para lo que se merece.

Solo ponerse en la linea de salida ya es un trofeo. Y esta maratón nos la hemos planteado sabiendo que íbamos a sufrir, para disfrutar! ese símil con las circunstancias que nos rodean, a veces hay que bajar el ritmo y apretar los dientes como muchas cosas en la vida.

Es mucha la gente que nos ha seguido, que se ha involucrado, que ha vibrado y hemos podido realizar nuestra primera carrera oficial como DRINKINGRUNNERS después de casi cuatro años.

Máxima emoción en el GRAN DÍA. A las 8.00 foto de familia DRINKINGRUNNER, ganas de ponerles caras a todos…conocer a la gente “sin filtros”… pero llegamos tarde, lo sentimos: calculamos fatal lo del guarda ropa: lección aprendida Pablo (nos canto las 40) y gracias por volver a reunirnos para la foto otra vez.

Pablo nos busca a nuestras Compi’s de carrera con el megáfono, aparece Raquel (Majisima). Van a ser unos km 🔝.

Aparece por allí, como siempre con su sonrisa, María Caballero: reencuentro con Nuria Garos, fotitos para inmortalizar el momento y nos vamos hacia nuestro cajón con Raquel y Chema.

Aparece Laura casi cuando han dado el pistoletazo de salida: feliz! Se le nota súper segura.

Empezamos nuestra carrera al ritmo previsto subiendo la Castellana, el cuarto año que hacemos este recorrido. Llegamos a Plaza Castilla sin problemas: Laura marca el ritmo, Chema la sigue sin problemas y Raquel nos va comentando su aliciente del km 31, vamos entre risas, un ritmo cómodo aunque empezamos a notar que vamos apretando.

Al pasar por Cuatro Caminos cogemos #energy  #power, de la de verdad con una llamada de teléfono. Corta, con el altavoz puesto, pero suficiente. #manoplaspresentes y el equipo de Home&Run a tope. Volvemos a coger a nuestro grupo que con la tontería nos hemos separado unos metros y “algo” hay que empezar a comer.

Siempre llevamos  avellanas y justo para el maratón decidimos cambiar “Anacardos”: nos gustan, son salados (ayudan para no deshidratar)… todo parece perfecto pero ERROR: es una plasta incluso con agua.

(Habrá que replantearse que tomar)

Intentando recuperar el golpe de los anacardos, pues nos han descompensado un poco vemos a nuestra derecha a Florentino Perez. No esta muy contento con el trafico de Madrid (con el clásico de esta noche y todo Madrid inmovilizado). Saludamos aunque increíblemente nadie se para y seguimos. ¡¡que frikis ni Florentino nos para!!

Giramos para subir calle Serrano y de lejos ya se oye el MEGÁFONO que marca el ritmo de la MARATÓN. Lo comentamos, seguimos apretando un poco el ritmo (sin querer- queriendo), la emoción de encontrarnos con los DRINKINGRUNNERS nos puede. ¡¡SUBIDÓN!!

Y con esto llega el momento de la separación entre la 1/2 y la Maratón, … como siempre pelos de punta en este momento y el pensamiento siguiente “que hago aquí, cuando se me ocurrió elegir los 42km”. Pero ya esta hecho: cada uno tiene que responder a lo que se compromete.

Subimos la cuesta de Santa Engracia con el impulso de un policía que esta controlando la zona “no la mires: súbela” / una sonrisa y un memento a Chemita Martinez con ese lema imprescindible para cada corredor “no pienses corre”.

Nos hemos separado del equipo y empiezan un poco las dolencias, pero lo vamos a dar todo hasta que podamos y hemos decidido DISFRUTAR #noperderdevistaloimportante

Bajamos Sol de camino a la Almudena y de lejos visualizamos la pañueleta amarilla ¡es Chema!. Ya de lejos notamos que algo pasa “ganas no le faltan, le falla la pierna” ¡VAMOS CAMPEON!

En frente del palacio Real el grupo de Rock con la animación de ADIDAS RUNNING ¡VAYA FIESTON tienen montado! y llega el ecuador de la carrera. La media ya esta hecha solo queda ir descontando.

Largo camino hasta la Casa de Campo, es aquí donde viene el pensamiento de la “soledad del runner”, ese momento en el que toca apretar dientes; es verdad que siempre hay gente que anima y apoya, tienes gente que es un referente y estimula; pero en la vida, como en las carreras, no todo es eso: cada uno tiene que mover las piernas, nadie lo va hacer por ti.

Es en ese momento cuando empieza a golpear la Casa de Campo cuando empiezas a oír tu nombre ¡Es Elena, con todos!! y no esta por casualidad “os estamos esperando, os tenemos monotorizadas” #sinpalabras #gracias y no solo en la entrada, si no también en la salida #flipando. Salimos con vida de la Casa de Campo por VOSOTROS.

Hemos bajado el ritmo bastante, pero no importa, la meta es la misma para todos y vamos a llegar. Un 10 para la gente de Madrid. En serio, 5 horas o mas animando a corredores que no levantan trofeos y ademas dándolo todo. Me ayuda: yo quiero ser así con la gente que tengo al lado: animar aunque no lleven un RITMAZO, aunque no haya resultado aparentes. Son Finisher’s igualmente. #actitudrinking

Pensareis que por donde voy ya después de tanto rollo, deseando llegar al km 39 para ver a los DRINKINGRUNNERS y coger el impulso necesario para entrar en el Retiro.

Ya esta hecho, estamos en el Retiro, y lo mejor de este Maratón es que no hemos perdido la SONRISA en ningún momento…entrada en meta con unos asaltadores especiales que la hicieron divertidisima y Bea que viendo el panorama se unió a la fiesta.

Gracias Pablo otra vez, porque hasta el final, (y mira que tardamos), nos has esperado con toda la familia y después de 42km encima.

Gracias Nestor no hemos hecho la mejor marca pero gracias a tus entrenamientos hemos ido con confianza y salido sin lesiones y con ganas de nuevos RETOS.