Una de bravas

Uno de los aperitivos o tapas más populares son las patatas bravas. No son nada complicadas de elaborar; solo tienes que tener en cuenta la temperarura a la hora de freir, el aceite…y eso sí, las salsas para acompañarlas. 

Pueden ser muy variadas: salsa de tomate, mayonesa, tabasco, salsa picante, salsas mexicanas… En Barcelona conozco un bar que es famoso por sus patatas bravas, el bar Tomás. Si algún día pasas por allí te recomiendo que las pruebes. Las acompañan con una salsa picante, mezcla de “all i oli” y pimentón picante. Una buena cerveza puede ser el mejor complemento para una de bravas. Aquí os dejo con la receta y la salsa picante.

INGREDIENTES

Patatas

Aceite de girasol

Sal

Pelar las patatas y cortarlas a cascos medianos. Freir en dos veces. La primera a 120 grados y la segunda vez a 170. De esta manera quedarán crujientes por fuera y tiernas por dentro. Dejar sobre una bandeja con papel absorvente, para retirar el exceso de aceite.

SALSA PICANTE

Ajo
Aceite

Harina

Pimentón picante

Pelar los ajos y picarlos muy finamente. Freir en aceite frio. Cuando estén dorados añadir un poco de harina y pimentón picante al gusto. Mezclar bien y reservar hasta el momento de servir. Las cantidades de cada ingrediente dependerán un poco del gusto según textura y sabor.

Acompañar las patatas bravas de mayonesa, salsa de tomate, salsa picante o tabasco.